Estructura y funcionamiento de las bandas transportadoras

Las cintas o bandas transportadoras, también conocidas en ocasiones como transportadores de banda, son usados en multitud de sectores industriales para trasladar mercancía o productos

Las cintas o bandas transportadoras, también conocidas en ocasiones como transportadores de banda, son usados en multitud de sectores industriales para trasladar mercancía o productos. Ya sea porque requieren una mayor estabilidad o porque su tamaño o características no los hacen aptos para el transporte mediante rodillos, las bandas transportadoras son una necesidad en muchos ámbitos.


Hoy día, los grandes avances en este sector permiten que las bandas también puedan actuar como puntos de procesamiento desde las que se opera sobre los artículos o productos que se trasladan, desde realizar mediciones de tamaño o peso hasta ir manufacturando los productos según avanzan por la cinta transportadora.


Estructura y funcionamiento básico

El funcionamiento una cinta transportadora consiste en el movimiento de un soporte físico continuo, la banda o cinta, montado sobre unas plataformas de dimensiones variables y que pueden contar con distintos tipos de accesorios (guardas laterales, topes, desviadores, barandillas, ruedas y otro tipo de accesorios neumáticos o mecánicos). La velocidad y capacidad de carga dependerán tanto de las características del material a desplazar (polvo, grano fino, paquetes, etc.) como del tipo de cinta transportadora.


Aunque su principio básico de funcionamiento pueda parecer simple (el movimiento de una banda debido al giro de los tambores o poleas que a su vez son accionados por un motor); el sistema de una cinta transportadora utilizada en la industria es bastante más complejo y llevan aparejado un importante desarrollo tecnológico con aplicaciones técnicas realmente innovadoras.

0 0
Feed