botella

Consejos para el mantenimiento de las Bandas transportadoras industriales.

Que la banda transportadora de nuestra industria se averíe es, probablemente, una de las peores noticias por lo que supone: en la mayoría de los casos un parón en la producción, con su consecuente coste económico, retraso en plazos y posibles daños al resto del material.

Que la banda transportadora de nuestra industria se averíe es, probablemente, una de las peores noticias por lo que supone: en la mayoría de los casos un parón en la producción, con su consecuente coste económico, retraso en plazos y posibles daños al resto del material. Por ello, desde Bandas Transportadoras del Norte abogamos por una revisión regular de su máquina, razón por la cual queremos ofrecerle una serie de consejos para el mantenimiento de sus bandas trasportadoras industriales.


En primer lugar, es importante conoce bien su banda transportadora, para pode identificar problemas de la misma. El mantenimiento preventivo radica en la inspección detallada de la máquina para descubrir malos funcionamientos o errores en las piezas o en los procesos del mismo debido al desgaste de las piezas o una mala colocación. Darse cuenta de un mal funcionamiento en la superficie o las partes visibles puede ahorrar tiempo y dinero a nuestra empresa: tejido dañado, bandas que no están bien alineadas, bloques rodados o rodamientos rotos, que no tienen que suponer una ruptura de la banda, pero que es importante controlar de cara a posibles desperfectos mayores.


Es importante que durante la inspección ocular que realicemos sobre la banda controlemos si falta alguna pieza o ésta está desgatada, procediendo a la sustitución de la misma en caso de desperfectos. Es importante controlar que la banda esté centrada para un óptimo funcionamiento, razón por la que es importante que todos los elementos estén bien instalados. Además, hay que poner en marcha la banda y ver la forma en la que realiza su función. Si ésta se desliza o se frota en cierto punto, es importante ajustarla, ya sea con o sin productos, dado que el calor de esta fricción puede llegar a fundir el metal de la banda. Por último, cabe señalar que es importante que la banda esté limpia, pues la suciedad se acumula en el mecanismo, pudiendo provocar, además de contaminación de los productos que transporte, como en el propio mecanismo.


Es importante establecer una frecuencia de inspección, que nos vendrá dada por las condiciones de su banda y su uso. A entornos más exigentes y más frecuencia de uso, más inspecciones.

0 0
Feed